¿Nos comunicamos?

Hace poco leí en un libro que es imposible no comunicar. Hoy en día existen múltiples vías, medios y canales para expresarnos con los demás, y podemos hacerlo en persona, por carta, por teléfono, por redes sociales, etc. Jamás hemos tenido tantas posibilidades para dar a conocer nuestros pensamientos y sentimientos. Pero, ¿realmente nos comunicamos?

En 1967 Mehrabian y Ferris (1) realizaron un estudio sobre la comunicación humana. Las investigaciones demostraron que en una presentación ante un grupo de personas el 55% del impacto viene determinado por el lenguaje corporal (postura, gestos y contacto visual), el 38% por el tono de voz y sólo el 7% por el contenido de la presentación.

Entonces, no es tanto lo que digamos sino cómo lo digamos lo que marca la diferencia. En una conversación vamos a reaccionar más por nuestros pensamientos y sentimientos propios que no por lo que nos está diciendo la otra persona. Esto me parece muy interesante, sobretodo en el marco actual de comunicación social que utiliza las redes para expresar pensamientos continuamente. Pero, cuando me escribo con un amigo vía facebook o sms ¿me estoy comunicando al 7%?

Cuando escribo en este blog sólo aparecen letras que juntas forman palabras, estas frases y de las oraciones ustedes pueden leer un contenido específico. Aunque, ¿dónde está el tono? ¿Y mi expresión corporal?  Por este motivo no todos van a entender lo mismo ni voy a provocar las mismas reacciones en cada persona que lo lea por falta información.

Recuerdo un día una conversación entre dos chicos de 16 años que uno le decía al otro: “luego hablamos por facebook y te lo cuento todo”. Posiblemente esa noche ellos dos hablaron al 7% de calidad comunicativa y si les hubiéramos preguntado al día siguiente, a los dos por separado, nos sorprenderíamos al comprobar que cada uno entendió algo diferente del otro. No nos contarían exactamente la misma historia, por eso se deduce que el significado de la comunicación es la respuesta que usted obtiene, no el mensaje inicial.

La paradoja está servida. Los avances en tecnología nos multiplican las opciones para comunicarnos con los demás, pero cada vez que las utilizamos nos comunicamos menos o peor.

No pretendo hacer una crítica a los móviles ni a las redes sociales, simplemente hago una reflexión. La próxima vez que os sentéis con alguien a hablar fijaros en sus labios, como mueve sus manos, hacia donde mira, si sonríe, cómo pronuncia cada palabra y en cuál pone énfasis.  Observar atentamente cada detalle que creáis importante y analizarlo, crear una sintonía con él y podréis experimentar el placer de una comunicación al 100% de calidad.  Os puedo asegurar que es fantástico.

 

(1) Albert Mehrabian and Susan R. Ferris, 1967, “Inference of attitudes from nonverbal communication in two channels,” Journal of Consulting Psychology 31:248-252.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Nos comunicamos?

  1. Cuando hablamos de redes sociales, acostumbra a pasar que las personas que tienen esa conversación se conocen tanto que suelen entender el tono y la intención del mensaje a la perfección…pero sí, te doy la razón..siempre hay malentendidos que en persona no pasan!
    Buena primera entrada, progresas adecuadamente 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s